Canteros y graveros de la provincia colaborarán en el desarrollo del Plan de Gestión de Residuos Inertes

La Diputación Provincial de Jaén y la Asociación Provincial de Empresarios de Canteras y Graveras de Jaén han firmado un convenio para colaborar en el desarrollo del Plan Director de Gestión de Residuos Inertes de la provincia de Jaén. El presidente de la Administración provincial, Francisco Reyes, acompañado por el diputado de Servicios Municipales, Francisco Huertas, se ha reunido recientemente

con el presidente de esta asociación, Rafael Torres, para analizar este acuerdo a través del que se impulsarán una serie de actuaciones dirigidas a fomentar el uso de canteras y graveras actualmente inutilizadas como espacios para albergar instalaciones de tratamiento y reciclaje de residuos de la construcción y la demolición.

Mediante este convenio, al que la Diputación destinará 18.000 euros, se desarrollarán diversos trabajos de análisis dirigidos a identificar huecos y espacios disponibles para rellenar y restaurar mediante el almacenaje de residuos procedentes de grandes proyectos de obras civiles, así como de la construcción y la demolición. Restos de hormigón, ladrillos, tejas, materiales cerámicos, tierras o piedras, entre otros, forman parte de los residuos contemplados en este plan, a través del que también se estudiará la optimización de su aprovechamiento y la influencia socioeconómica de esta recuperación.

Además, se emprenderán una serie de actividades formativas destinadas a promocionar el uso racional y sostenible de los recursos mineros, así como el cumplimiento de las normativas reguladoras de la gestión de estos residuos y difundir el modelo de gestión provincial de residuos de la construcción y la demolición. Se quiere trabajar a través de diferentes jornadas técnicas y seminarios dirigidos a diferentes colectivos, como productores, consumidores, constructores, gestores y empresarios mineros, con posibilidad de actividades complementarias para escolares y asociaciones.

Este convenio se enmarca en la puesta en marcha del Plan Director de Gestión de Residuos Inertes diseñado por la Diputación, donde figuran una serie de actuaciones dirigidas a dotar a la provincia de un sistema unificado con el que dar un tratamiento adecuado a los escombros producidos en las actividades de la construcción y poner fin a la proliferación de escombreras descontroladas. El plan contempla la creación de 26 plantas de tratamiento de escombros –6 de ellas ubicadas en canteras que se encuentran actualmente en desuso–, y 57 puntos de almacenamiento temporal y transferencia distribuidos por la provincia, que servirán de “sala de espera” para estos residuos hasta su transporte a las plantas.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies