Cinco nuevas localidades se acogen al Plan de Organización de Archivos Municipales de la Diputación

Cinco nuevas localidades jiennenses, Aldeaquemada, Arroyo del Ojanco, Cambil, Orcera y Torredonjimeno, se han acogido en los últimos meses al Plan de Organización de Archivos Municipales que está desarrollando la Diputación Provincial de Jaén a través del Instituto de Estudios Giennenses (IEG). Con la incorporación de estos municipios, serán ya 68 los ayuntamientos que cuenten con un servicio completo de

gestión archivística y que, por tanto, “van a tener la posibilidad de aprovechar las ventajas que ofrece una mejor organización de la documentación, ya que de esta forma no sólo se salvaguarda este importante material, sino que además se facilita su consulta y acceso y se contribuye a la mejora de los servicios que prestan los ayuntamientos a sus ciudadanos”, según explica la diputada de Cultura y Deportes, Antonia Olivares.

La Corporación provincial, siguiendo su línea de colaboración con los ayuntamientos jiennenses, puso en marcha hace una década esta iniciativa con el objetivo de “ayudar a los consistorios municipales, fundamentalmente a los que tienen menos de 20.000 habitantes, a poner en orden la ingente cantidad de información de la que disponen”, subraya la diputada de Cultura y Deportes, quien agrega que “esta documentación es parte importante de la historia de cada localidad, por lo que es fundamental garantizar su correcta organización y facilitar su acceso tanto a los ayuntamientos como a la ciudadanía”.

Hasta ahora, han sido completamente organizados 63 archivos municipales, los de Albanchez de Mágina, Alcaudete, Arjona, Arjonilla, Arquillos, Baños de la Encina, Beas de Segura, Bedmar-Garcíez, Begíjar, Bélmez de la Moraleda, Benatae, Cabra del Santo Cristo, Canena, Carboneros, Castillo de Locubín, Cazalilla, Chiclana de Segura, Chilluévar, Escañuela, Espeluy, Frailes, Fuerte del Rey, Higuera de Calatrava, Hinojares, Hornos de Segura, Huelma, Huesa, Ibros, Iznatoraf, Jabalquinto, Jimena, Jódar, La Guardia, Lahiguera, La Puerta de Segura, Larva, Los Villares, Lupión, Marmolejo, Navas de San Juan, Noalejo, Peal de Becerro, Porcuna, Pozo Alcón, Puente de Génave, Quesada, Rus-El Mármol, Sabiote, Santa Elena, Santiago de Calatrava, Santo Tomé, Segura de la Sierra, Sorihuela del Guadalimar, Torreblascopedro, Torredelcampo, Torres, Valdepeñas de Jaén, Vilches, Villanueva de la Reina, Villanueva del Arzobispo, Villardompardo, Villatorres y Villarrodrigo.

Los trabajos técnicos se realizan en la Unidad de Patrimonio Bibliográfico y Documental del IEG y, una vez que toda la documentación está completamente organizada y catalogada, se devuelve a cada ayuntamiento para que “se pueda tener fácil acceso a este importante patrimonio documental y ponerlo al servicio de los habitantes de la localidad y de aquellas personas interesadas en la historia local”, apunta Olivares. Esta iniciativa incluye finalmente la entrega al consistorio correspondiente de un decálogo de normas para un correcto mantenimiento de su archivo municipal.
 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies