Los ayuntamientos recibirán este mes la formación para manejar los desfibriladores que les entregará la Diputación

El presidente de la Diputación Provincial de Jaén, Francisco Reyes, y la diputada de Cultura y Deportes, Antonia Olivares, se han encargado esta mañana de presentar los desfibriladores semiautomáticos que la Administración provincial va a entregar a los 97 ayuntamientos jiennenses y las 8 asociaciones para el desarrollo rural de la provincia (ADRs) con el fin de que se utilicen

en el caso de que se produzcan casos de personas que durante la práctica deportiva sufran problemas cardíacos. En este acto, Reyes también ha explicado que durante este mes de noviembre se realizarán los cursos necesarios para que personal tanto de los ayuntamientos como de las ADRs sepa manejarlo “en el caso de que sea necesario, aunque ojalá no lo sea nunca”, ha manifestado el presidente de la Diputación.

En total, la Corporación provincial repartirá 105 desfibriladores “para mejorar la seguridad con la que se practica deporte en la provincia”, ha subrayado Francisco Reyes, quien ha desgranado la “intensa” actividad que en materia deportiva realiza la Administración provincial para fomentar su práctica “independientemente del lugar en el que se viva, sea una gran ciudad o una población del mundo rural”. En esta línea, ha recordado “las numerosas inversiones y actuaciones que a lo largo del año realizamos para que nuestros municipios cuenten con instalaciones deportivas dignas” y de igual modo “el amplio calendario de actividades deportivas que, en colaboración con los consistorios jiennenses y distintas federaciones, organizamos cada año”.

Francisco Reyes ha justificado esta apuesta por el deporte “por los múltiples valores positivos que conlleva, como el compañerismo, la superación, la colaboración…,”, pero ha indicado que aunque su práctica “en líneas generales es siempre positiva para la salud, también puede conllevar aparejados algunos riesgos”. En esta línea ha ofrecido algunos datos, como que cada año fallecen entre 15 y 20 deportistas por muerte súbita y que el 80% de este tipo de casos se suelen dar fuera del entorno hospitalario.

Consciente de esta problemática, y de la recomendación que distintas sociedades científicas han realizado sobre que el único tratamiento eficaz contra este tipo de casos es el uso de estos desfibriladores, que pueden evitar hasta un 30% de las muertes producidas por infartos, la Diputación de Jaén “adoptó el pasado año la decisión de adquirir un total de 105 desfibriladores semiautomáticos para que en cada municipio de la provincia exista al menos un aparato de estas características y un grupo de personas que sepa manejarlo con garantías”, ha expuesto Francisco Reyes, quien ha subrayado que de esta forma “se podrían evitar algunas muertes como las que por desgracia hemos tenido que lamentar en los últimos años entre deportistas aficionados y también profesionales”.

El gasto total en estos 105 aparatos y en los cursos de formación para aprender a utilizarlos rondará los 200.000 euros, que “entendemos es muy necesaria pues mejorará los niveles de seguridad en la práctica deportiva”, según Reyes, quien ha incidido en que “esta inversión se podrá considerar ínfima desde el momento en que consiga salvar una sola vida de cualquier persona que, practicando deporte o en otras circunstancias, sufra alguna arritmia o problema cardiaco que pueda tener un desenlace fatal”.

Para que los desfibriladores puedan llegar en próximas fechas a los 97 ayuntamientos de la provincia y las ocho ADRs de la provincia, previamente deberá realizarse durante este mes un curso homologado por la Consejería de Salud “en el que se va a enseñar a personas de cada localidad el funcionamiento de este aparato para que tengan la formación inicial tanto en reanimación cardiopulmonar básica como en el uso del desfibrilador semiautomático externo”.

En total, ha informado Reyes, este mes se van a realizar nueve cursos en los municipios de Orcera, Santisteban del Puerto, Martos, Cambil, Jaén, Baeza, Peal de Becerro, Guarromán y Arjonillla. Estos cursos tendrán una duración de 7 horas y media, serán en jornada de mañana y tarde, y para acudir a este proceso de aprendizaje cada ayuntamiento ha designado ya a dos personas que tienen unos conocimientos básicos relacionados con esta materia. Tras esta formación, se entregarán a todos los consistorios y a las ADRs de la provincia estos desfibriladores, que el presidente de la Diputación ha confiado “en que no se tengan que utilizar nunca, pero que estarán ahí por si se necesitan”.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies