Unas 150 mujeres se han beneficiado de la teleasistencia móvil para víctimas de la violencia de género desde 2004

Un total de 150 mujeres jiennenses se ha beneficiado hasta ahora del servicio de teleasistencia móvil para víctimas de violencia de género desde que se puso en marcha en 2004. La Diputación Provincial de Jaén se adhirió al año siguiente a este programa, que financian el Instituto de Mayores y de Servicios Sociales (IMSERSO) y la Federación Española de Municipios

y Provincias (FEMP), y que ahora, ocho años después, la diputada de Igualdad y Bienestar Social, Adoración Quesada, teme que pueda perderse. “Estamos realmente preocupados por el futuro de este servicio, sobre todo después de que el Gobierno de España haya suprimido la financiación que aportaba (512.000 euros, un 65% del total) a la teleasistencia domiciliaria que presta la Diputación en los municipios menores de 20.000 habitantes”, subraya la diputada de Igualdad y Bienestar Social.

“Nos da miedo pensar –prosigue Adoración Quesada– que se pueda eliminar un programa como éste, con los objetivos tan importantes que cumple para las mujeres que han sido víctimas de violencia”. La Diputación de Jaén es la encargada, a través de sus Centros de Servicios Sociales Comunitarios, de gestionar la solicitud de este servicio en los municipios menores de 20.000 habitantes, aunque la financiación ha correspondido desde sus inicios al IMSERSO, de ahí que la diputada muestre su preocupación porque “el Gobierno central ha demostrado su insensibilidad hacia los colectivos más débiles, entre los cuáles está el de las mujeres maltratadas, y nos tememos que deje de prestar esta protección que se venía ofreciendo desde el año 2004”.

La teleasistencia móvil permite a las mujeres que son usuarias de este servicio contar, con sólo apretar un botón, con una atención durante las 24 horas de los 365 días del año; estar localizadas geográficamente de una forma constante ya que incluye ‘GPS’; un seguimiento individualizado tanto de llamadas como de seguimiento geográfico; la movilización de recursos públicos, sanitarios, comunitarios y de cuerpos de seguridad del Estado que sean necesarios y adecuados para la atención de las necesidades y emergencias que se puedan presentar; llamadas quincenales de seguimiento; grabación de las conversaciones; orientación e información geográfica en caso de necesidad; servicio de atención para consultas, dudas y quejas, y atención y apoyo psicológico de profesionales especializados las 24 horas del día.

Las usuarias de este servicio gratuito, que deben tener una orden de protección y no convivir con las personas que las han sometido a maltrato para poder recibirlo, han sido hasta la fecha mujeres de edades comprendidas entre los 16 y los 79 años, residentes en un total de 38 localidades de la provincia de Jaén. Con la teleasistencia móvil, que como insiste Quesada “no sabemos si se va a poder seguir prestando por los recortes que está llevando a cabo el Gobierno central, que aún desconocemos si afectarán a este servicio”, las 150 mujeres víctimas de violencia de género que hasta la fecha han sido usuarias en la provincia de Jaén “han logrado una atención inmediata y adecuada de la que se encarga personal especializado, por supuesto una mayor tranquilidad y seguridad, y potenciar su autoestima y calidad de vida, entre otros beneficios”, concluye la diputada de Igualdad y Bienestar Social.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies