El Servicio Provincial de Gestión y Recaudación abre hasta el 31 de octubre el periodo voluntario para abonar los arbitrios, el IAE y el Impuesto sobre Bienes de Naturaleza Rústica

El Servicio Provincial de Gestión y Recaudación (SPGR) de la Diputación de Jaén ha puesto en este mes de septiembre al cobro los recibos correspondientes al segundo periodo voluntario de 2011, en el que los ciudadanos y las empresas de los 92 ayuntamientos a los que gestiona sus tributos locales deberán abonar el Impuesto de Arbitrios, Tasas y Precios

públicos municipales (ARB), el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) y el Impuesto sobre Bienes Inmuebles de Naturaleza Rústica (IBR). En este periodo de voluntaria, que estará abierto hasta el próximo 31 de octubre, se ponen al cobro más de 175.000 recibos en toda la provincia, cuyo importe supera los 14,6 millones de euros, lo que supone un 3 por ciento más que en el mismo periodo de 2010.

La vicepresidenta de Economía, Hacienda y Asistencia a Municipios de la Diputación y portavoz del Equipo de Gobierno, Pilar Parra, explica que “el SPGR, en colaboración con los ayuntamientos de la provincia, actualiza cada año los datos catastrales y las posesiones de ciudadanos y empresas, de ahí que todos los años se incremente la cantidad que está previsto recaudar tanto en el primer periodo voluntario  –que va desde abril a junio y en el que se gestiona el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica y el Impuesto sobre Bienes Inmuebles de Naturaleza Urbana– como en el segundo”. El aumento de los recibos y el dinero puestos al cobro aumenta ligeramente cada ejercicio y esto redunda, según Parra, en que “al final llegue más dinero a los consistorios jiennenses, porque la eficiencia y la eficacia con la que actúa el Servicio Provincial de Gestión y Recaudación garantiza que cada año se alcancen ratios porcentuales próximas al 90% en el periodo voluntario, algo muy importante en estos momentos en que los ingresos de los ayuntamientos han disminuido considerablemente por la crisis económica, lo que ha provocado que muchos tengan dificultades para cumplir con sus compromisos financieros y prestar todos los servicios que habitualmente ofrecen a los ciudadanos”.

En este sentido, Pilar Parra subraya “la excelente labor que realiza el SPGR y las ventajas que tienen los 92 ayuntamientos jiennenses que actualmente le tienen encomendados el cobro de sus tributos municipales a este organismo autónomo de la Diputación, porque además de obtener un porcentaje mayor de ingresos que si los gestionaran ellos directamente el servicio se presta con un nivel de calidad muy elevado, como lo certifican el alto grado de satisfacción de los clientes, los numerosos certificados de calidad nacionales y europeos que posee el SPGR o los premios y reconocimientos que ha recibido en los últimos años, entre ellos ser la primera administración provincial andaluza y una de las tres españolas que cuentan con el Reconocimiento a la Excelencia 500+, conocido como sello de oro, que es el mayor grado de calidad que se puede obtener a nivel europeo”.

El trabajo que realiza la Administración provincial a través de su Servicio Provincial de Gestión y Recaudación “es uno de los que mejor justifica la existencia de las diputaciones provinciales, dado que sería prácticamente imposible que ningún ayuntamiento, y menos los de menos población, pudieran asumir esta competencia en solitario con los mismos resultados recaudatorios y de eficiencia, eficacia y calidad del servicio que ofrece esta Diputación”, explica la vicepresidenta de Economía, Hacienda y Asistencia a Municipios, quien recuerda que “este trabajo en red, este aprovechamiento de las economías de escala, nos permite estar a la cabeza en innovación y la aplicación de las nuevas tecnologías, lo que nos lleva a rentabilizar al máximo nuestros recursos humanos”. Todo esto se traduce “en la posibilidad de ofrecer nuevos servicios, como el que pusimos el año pasado en marcha para gestionar las multas de tráfico municipales a muchos ayuntamientos y otros que se están analizando con el fin de aumentar la capacidad financiera de los municipios, además de que garantiza que el pago de tributos sea lo más ecuánime posible, ya que tanto a través del periodo voluntario como del ejecutivo se logra que prácticamente todos los jiennenses contribuyan a hacer mejores nuestros pueblos y ciudades en función de los bienes que poseen”.

Es más, según Parra, “éstas no son las únicas ventajas que ofrece delegar en la Diputación este servicio, porque los ayuntamientos tienen acceso también a anticipos a cuenta de la futura recaudación de sus tributos y además, y gracias a la buena gestión económica de la Corporación Provincial en los últimos años, en los dos ejercicios pasados se han devuelto más de 3,5 millones de euros a los consistorios jiennenses en concepto del Premio de Cobranza, que es el dinero que los ayuntamientos abonan a la Diputación por gestionarles sus tributos, un trabajo que prácticamente les ha resultado gratuito”.

Un análisis pormenorizado de los datos de gestión anuales que ofrece el Servicio Provncial de Gestión y Recaudación están recogidos en su Memoria 2010, que acaba de salir a la luz y que se puede consultar íntegramente en esta dirección de la web de la Diputación de Jaén: http://www.dipujaen.es/conoce-diputacion/areas-organismos-empresas/recaudacion/conoce-el-servicio/memoria.html. En este documento se pueden consultar los porcentajes de cobro de cada uno de los tributos gestionados –que rondan el 90% de media en los diferentes tributos que se gestionan–, el dinero que se recauda por cada uno de ellos y en cada ayuntamiento tanto en el periodo voluntario como en el ejecutivo, los múltiples servicios que el SPGR presta a los consistorios y, por supuesto, los reconocimientos y certificados que acreditan la calidad con la que desarrolla sus numerosos cometidos.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies