La valenciana Carolina Ferrer se hace con los 9.000 euros del primer premio del “Emilio Ollero” por su obra “Elogio de la transmisión”

La artista valenciana Carolina Ferrer Juan ha sido la ganadora de la XXV edición del Premio de Pintura “Emilio Ollero” que cada año convoca el Instituto de Estudios Giennneses (IEG) de la Diputación. Un cuadro de su serie “Elogio de la transmisión” ha sido elegido por el jurado de este certamen como el mejor, y por tanto merecedor de

los 9.000 euros del primer premio de esta edición a la que se han presentado 61 artistas procedentes de 22 provincias españolas. El palmarés de esta vigésimo quinta edición lo han completado el linarense José Miguel Chico López, que ha obtenido el segundo galardón dotado con 6.000 euros, y el sevillano, aunque residente en Huelva, José Francisco Boñano, cuya obra ha sido seleccionada como la mejor de entre los pintores andaluces menores de 35 años que se han presentado al concurso, por lo que se ha hecho acreedor de los 4.000 euros de premio.

La diputada de Cultura y Deportes y responsable del IEG, Antonia Olivares, subraya “el alto nivel artístico de los pintores que han participado en este premio, que año tras año demuestra que es uno de los más prestigiosos de Andalucía y España tanto por la calidad de los artistas que se presentan como también por el número de participantes y, por supuesto, por la dotación en premios, ya que con 19.000 euros es uno de los que más dinero reparte en nuestro país”. En esta línea, Olivares agrega que “el alto nivel de los artistas ha hecho que este año la tradicional exposición que se realiza en los meses de diciembre y enero con las mejores obras presentadas al concurso, vaya a incluir 34 cuadros, más de la mitad de los que se han enviado para tomar parte este año en el certamen”.

El cuadro ganador realizado por Carolina Ferrer (Catarroja, 1966) es un díptico de 1,20 x 2 metros realizado con técnica mixta: resina epoxi y acrílico, sobre tabla. Nacida en 1966, Ferrer cuenta con una dilatada trayectoria en la que se incluyen 18 exposiciones individuales y más de 150 colectivas realizadas a partir de 1988. Desde ese año también ha acumulado numerosos galardones, entre los que se encuentran más de una decena de primeros premios y otros reconocimientos en concursos pictóricos de toda España, aunque el Premio Ollero es probablemente uno de los más importantes que ha obtenido hasta ahora. Además, su obra está expuesta en diferentes museos y entidades españolas.

Respecto al segundo premio, concedido a la obra “Contigo pan y cebolla” del artista de Linares conocido como Chico López, es un cuadro de 1,80 x 1,80 metros realizado con una técnica en la que su creador ha utilizado acrílico y grafito sobre madera. Nacido en 1967, este linarense cuenta en su haber con más de una decena de exposiciones individuales, cerca de 40 colectivas y su obra también forma parte de las colecciones de diferentes ayuntamientos, diputaciones y fundaciones repartidos por toda la geografía nacional.

El palmarés de esta vigésimo quinta edición del Premio de Pintura “Emilio Ollero” del IEG lo ha completado José Francisco Boñano Márquez, de Valverde del Camino (Huelva), que ha sido premiado por la obra “White V”. Nacido en 1977 y, por tanto, menor de 35 años, ha sido el elegido para recibir el tercer premio dirigido a jóvenes valores de la pintura andaluza. Este premio se suma a los muchos que Boñano ya ha obtenido en su carrera, más de una decena de galardones en diferentes premios y certámenes pictóricos.

Junto a los tres premios principales, el jurado del Premio Ollero –que ha estado presidido por la diputada de Cultura y Deportes, Antonia Olivares, y formado por el catedrático de Arte de la Universidad de Jaén y consejero director del IEG, Pedro Galera; Miguel Viribay y Salvador Martín, ambos pintores y consejeros del IEG; el pintor Santiago Idáñez; el director de Fundaciones Culturales de la UJA, José Ángel Marín; y la directora del Museo Provincial de Jaén, Francisca Hornos– ha otorgado dos accésit sin dotación económica, uno para el jiennense Francisco Carrillo por su obra “Entre sol y sombra” y el otro para el malagueño de nacimiento, aunque residente en Madrid, José Luis Ceña, en este caso por una creación titulada “El reposo de los peces”.

El Premio de Pintura “Emilio Ollero” es una de las actividades que cada año organiza el IEG de la Diputación, un organismo que se dedica fundamentalmente a favorecer la investigación, creación y estudio sobre temas jiennenses. Así, además de este certamen pictórico, anualmente organiza otros dos concursos, el de Medio Ambiente y Agricultura y el Cronista Alfredo Cazabán; concede ayudas para proyectos de investigación, organiza conferencias y edita libros sobre diferentes aspectos vinculados con la provincia de Jaén, entre otras acciones.
 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies