Reyes destaca el papel de lo local en el avance experimentado en Andalucía durante los últimos 30 años

El Fondo Andaluz de Municipios por la Solidaridad Internacional (FAMSI), del que forma parte la Diputación de Jaén, promueve la Red An-Mar, dirigida a fomentar la cooperación entre municipios andaluces y del norte de Marruecos, así como la elaboración de estrategias de trabajo comunes entre los mismos y el intercambio de experiencias locales. El presidente de la Corporación provincial,

Francisco Reyes, -que está al frente de la vicepresidencia de FAMSI encargada de la secretaría de ayuda al desarrollo– ha intervenido en la apertura del tercer foro de esta red, que lleva por título “Los procesos de descentralización y cooperación descentralizada: la experiencia marroquí y andaluza”. En este encuentro, que se está celebrando en Tánger, Reyes, además de participar en la apertura, ha impartido una ponencia en la que ha analizado los 33 años de ayuntamientos democráticos y el desarrollo del proceso de descentralización de la administración española.

Durante su conferencia, Reyes ha hecho un balance sobre el papel que lo local y la descentralización han jugado en el cambio que ha experimentado España en este periodo democrático. “Los ayuntamientos y las diputaciones han conseguido en los últimos treinta años un trabajo coordinado con el Gobierno de la comunidad autónoma y con el Ejecutivo de España, que se ha traducido en el periodo más próspero desde el punto de vista económico, cultural y social para Andalucía. La estructura administrativa ha propiciado un avance sin precedentes que ha sentado las bases del estado de bienestar que pretendíamos y que hoy por hoy es una realidad”, ha destacado el presidente de la Diputación.

“Este desarrollo ha estado vinculado íntimamente al papel del estado autonómico y a cómo se ha ido produciendo, ya que se ha acercado y apostado por acercar la toma de decisiones al territorio y, por tanto, al ciudadano”, ha señalado Francisco Reyes. Al respecto, ha añadido que es el “momento de reflexionar para evitar duplicidades en la gestión y en las competencias, algo que no puede llevar aparejado cuestionar la pervivencia de comunidades autónomas y entidades locales”.

Por otra parte, Reyes ha puesto de relieve el papel pionero de Andalucía en el desarrollo de la Ley de Autonomía Local de Andalucía y la Ley de Participación de las Entidades Locales en los Tributos de la Comunidad Autónoma. “Por primera vez, en más de 30 años de municipalismo, una comunidad autónoma reconoce que los gobiernos locales también son Estado”, ha aseverado Reyes sobre una normativa “que ya está aplicándose y que ofrece mayor autonomía a los ayuntamientos, pilar de nuestra estructura democrática”.

Esta legislación está permitiendo que “los consistorios sean aún más autónomos, porque tienen derecho y capacidad para gestionar una parte importante de las materias públicas, 29 competencias propias en total, y, en consecuencia, cuentan también con mayores responsabilidades”. En ese sentido, Francisco Reyes ha pedido “una actualización de esta legislación a nivel estatal, tanto de competencias como de financiación, ya que han pasado 33 años desde la primera”.

Este encuentro, en cuya organización también ha participado la Dirección General de Colectividades Locales DGCL del Ministerio del Interior del Reino de Marruecos y el Programa GOLD Maroc del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, pretende profundizar también nuevas formas de cooperación y el ámbito de las redes internacionales. Además, se aborda la articulación del papel de la cooperación descentralizada andaluza y su colaboración con sus socios en Marruecos, con especial incidencia en las políticas transfronterizas entre Europa y Marruecos y la promoción de lo local.

El programa An-Mar viene trabajando desde el año 2006 con más de medio centenar de colectividades y entidades locales del norte de Marruecos y de Andalucía con el desafío de mejorar la calidad de vida de sus poblaciones desde lo local, articulando iniciativas conjuntas de cooperación entre sus miembros y situándose ante los retos de un espacio compartido entre dos territorios que en su trabajo conjunto tienen mucho que ganar. Esta iniciativa cuenta con el apoyo de la Comisión Europea, el Gobierno de España, la Junta de Andalucía o el Gobierno de Marruecos, entre otras instituciones.
 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies